Remedios caseros para dejar de roncar

Resultado de imagen para remedios caseros

Cuantas veces nos ha pasado que llegamos muy cansados del trabajo, y deseamos acostarnos a descansar, pero, no podemos hacerlo porque nuestro compañero de cuarto ronca de una manera tan descomunal, que cogemos la almohada, la llevamos a nuestro rostro con la intención de disminuir el ronquido pero no conseguimos hacerlo, así que no nos queda otra opción que salir de la habitación para poder conciliar el sueño. O por el contrario eres tu el que no deja dormir a nadie con los molestos ronquidos que emites durante la noche, que lo que provoca es que te quedes solo en la habitación porque has corrido a todos con los molestos sonidos.

Los ronquidos son producidos en el momento en que el paladar y la garganta se relajan completamente cerrando la abertura por donde pasa el aire, esta abertura es tan pequeña que hacen que el aire haga vibrar las cuerdas vocales produciendo el sonido característico de los ronquidos.

Para evitar que esta situación se repita constantemente tenemos una serie de remedios caseros para no roncar que te ayudarán a dejar de roncar, son remedios muy sencillos, solo debes prestar atención y practicarlos para que así todos en tu casa puedan dormir.

Es aconsejable tener un humificador, el ambiente en tu habitación puede influir en la aparición de los ronquidos mientras duermes ya que si el aire es muy seco hará que tu garganta se seque y también hará que las fosas nasales se congestionen impidiendo el paso del aire hacia tus pulmones, recuerda a menor abertura mayor será el ronquido. Este aparato no compone como tal la lista de remedios caseros pero es un consejo bastante efectivo a la hora de minimizar los molestos ronquidos.

La miel es uno de los remedios caseros más utilizados para poder combatir las secreciones y las flemas en el aparato respiratorio, es un antibiótico natural que ataca cualquier infección e irritación en la garganta, antes de acostarte prepara una infusión de hojas de frambuesa combinada con miel, has gárgaras con esa infusión, preferiblemente tibia, y notarás una excelente mejoría.

En todos los remedios caseros de las abuelas siempre se incluían a la cebolla como principal componente y es que tiene unas cualidades curativas excepcionales que prácticamente tiene la capacidad de curar todo. Las propiedades descongestionante de la cebolla permiten ₺limpiar₺ las vías respiratorias disminuyendo así la frecuencia e intensidad de los ronquidos.

Otro de los ingredientes mágicos de los remedios caseros es el aceite de Oliva, en Latinoamérica se usa mucho esta receta para aliviar los molestos ronquidos y consiste en colocar a macerar una taza de aceite de oliva y aproximadamente 50 gramos de ruda. Esta mezcla se coloca en un recipiente con tapa, y se deja macerar por un periodo de dos semanas aproximadamente, luego de transcurrido ese periodo se cuela y se mantiene guardado en un recipiente hermético y en un lugar en donde no le pegue la luz solar. Cuando vayamos a dormir aplicamos este ungüento en la nuca, en el cuello y en la nariz y como por arte de magia dejaremos de roncar.

 

Deja un comentario